Testimonios

Noemi

Hola, mi nombre es Noemi, soy la mama de Unai, un niño diagnosticado con TEA.

Hace 1 año y tres meses tuvimos la primera sesión con Paola, directora del centro Can Pau, fue una primera visita para ver como reaccionaba mi hijo a diferentes estímulos, recuerdo que la sesión la hicimos en un parque cerca del centro, ya que Unai no era capaz de entrar a la sala de terapia por sus miedos a lo desconocido, en esa sesión no fue capaz de salir de su espacio seguro, el carrito, y poder jugar con otros niños que se le acercaban a verle... Pero a partir de ese momento, tuvimos la suerte de poder contar con toda la ayuda que necesitábamos para mejorar en todo, tanto en sus habilidades, en su atención y pérdida de sus miedos internos que no le dejaban relacionarse, ni comprender su entorno y su "yo" como niño.

Gracias a Paola y a todas las terapeutas, Unai hoy es otro niño.

Yo como madre estoy muy agradecida e ilusionada de todo lo que ha avanzado y del cambio que ha hecho, gracias a Can Pau mi hijo es un niño con muchos más recursos y más feliz.

El camino tomado con el centro ha sido nuestro mejor acierto!

Muchas gracias por vuestra ayuda!!

Unai y Familia   

Esperanza Gomez

Mi nombre es Esperanza y soy madre de Andrés, un adolescente de 15 años con TEA.

Conozco la trayectoria de Can Pau desde su fundación en 2013 y a su fundadora , Paola, que desde antes de fundar el centro ha trabajado con mi hijo consiguiendo ella y mas tarde su equipo unas mejoras extraordinarias. Comparto , por tanto, la opinión de otra madre sobre la capacidad de entrega, profesionalidad y amor de Paola hacia su proyecto de ayudar a los niños con estás dificultades sociales. Con Andrés han conseguido mejorar , por un lado , sus habilidades motoras y por otro, su capacidad de atención, concentración , capacidad de escucha y autodominio de sus impulsos. Mayor conciencia de si mismo y de los demás, siendo ahora mucho más capaz de ponerse en el lugar del otro y respetar su individualidad.

Ahora es, claramente, más fácil vivir con él.

Gracias Paola

Gracias Can Pau   

Sara

Hola. Me llamo Sara tengo 37 años y soy madre de una hermosa niña con TEA q se llama Nicole y tan sólo tiene 3 añitos.

Quiero contaros un poco mi experiencia con el centro Can Pau...Paola q es la directora del centro, se cruzó en mi camino y no hay ni un solo día q agradezca que la vida me trajera a un angel. Gracias a ellos mi hija a mejorado muchísimo, con un año y poco se autolesionaba y no nos miraba nunca a los ojos... también se ha llegado arrancar sus cabellos hasta el punto de quedarse medio calva, es muy triste ver a un hijo así y lo peor asimilar lo q le pasa. Gracias al centro Nicole ha ido mejorando sesión tras sesión y no sólo ella, yo como madre he aprendido a vivir con este trastorno y me enseñado como ayudar a mi hija en los momentos en los q ella se refugia en su burbuja y no deja que nadie entre, he conseguido llegar a ella, poder hablar y q me mire a los ojos, relacionarme con mi hija y saber entenderla. No hay mejores manos q los profesionales de can Pau para ayudar a niños con trastornos o problemas neurológicos. Estoy muy contenta de haber llegado a ellos y os recomiendo q si tenéis niños con problemas no dudéis en acudir para q os puedan asesorar y darle un tratamiento a base de terapias a vuestros hijos, y con ellos ayudarles a que puedan ser más felices y llevar una vida más normal.   

Montse M.

Quería dar las gracias al equipo del Centre Can Pau por su trabajo, dedicación e ilusión en su trabajo diario con los niños. Y en especial a su fundadora, una súper woman con un feeling innato con los niños, capaz de superar barreras, dificultades, siempre positiva, nunca se rinde sabe como sacar lo mejor de ellos. Puedo confirmar y en mis hijos está reflejado que con un trabajo interdisciplinario, precoz y contante los resultados son increíbles.

No solo ha ayudado a los niños (quien los ve y quien los ha visto Magroc, Eap, cole…) Sino también a sus padres a no rendirnos, a no conformarnos, a darnos un abrazo cuando lo hemos necesitado a darnos cuenta de que las barreras y las etiquetas no son concluyentes en edades tan tempranas y que con un buen trabajo como el que tú haces los resultados son más que evidentes.

No sé hasta donde llegarán pero sé que hemos encontrado el camino correcto gracias a ti y a tu equipo.

Un abrazo a todas!!!!

Un mamá de 2+1 campeones!!!