Tratamiento de alimentación

Tratamiento de alimentación

Dentro de un marco cognitivo-conductual se trabaja sobre la base de desensibilizar la zona buco-deglutoria para una mejor incorporación de alimentos sólidos, y de las distintas texturas que presentan los alimentos pudiendo asociar con algo placentero el hecho de ser alimentado, y de la necesidad substancial que significa, y el control de la ansiedad y reflejo de arcada que al ponerse cualquier alimento sólido produce el hecho de comer. Se utiliza mucho refuerzo positivo, ante cualquier cambio favorable por mínimo que hace el niño, tanto cantando su canción preferida, como con pequeños gestos que motivan al niño a hacerlo como un juego. También se utiliza premio-recompensa que es el postre que trae habitualmente, natilla de chocolate, un yogurt, etc.

Comenzamos por los alimentos que a él más facilidad encontraban sus padres para comer como (arroz, lentejas) y que le estimulaban comer en otro entorno que no fuese la casa o el cole, más distendido y sin presiones.

Utilizando elementos sonoro-musicales como canciones de alto interés y tras la creación de una canción propia en donde el niño se siente invitado a comer, la canción le da las acciones en las que el niño puede ir siguiendo el proceso de alimentación, como (la lengua chafa-chafa, con los dientes lo mastica, etc.)

El objetivo es, lograr tras la desensibilización progresiva de los alimentos, y poder tragar, luego lograr automatizar el mecanismo de la alimentación, permitiendo que puedan ir incorporando los alimentos en la boca, saborearlos, explorarlos, etc.